La productividad en el teletrabajo, ¿cómo aumentarla y medirla?

  1. Inicio
  2. Actualidad Laboral
  3. La productividad en el teletrabajo, ¿cómo aumentarla y medirla?

Obtener el máximo rendimiento con el teletrabajo y saber medirlo es crucial para implantar esta modalidad cada vez más indispensable.

Si existe una buena organización, el teletrabajo puede convertirse en un recurso muy útil para rendir más y sacar todo el potencial de los empleados.

En este post se hablará de la importancia de la productividad en el teletrabajo, de cómo se puede aumentar y cuáles son las formas de medirla para obtener mayor rendimiento.

¿Cómo aumentar la productividad en el teletrabajo?

Para aumentar la productividad en el teletrabajo es necesario saber diferenciar cuáles son las tareas que requieren una acción inmediata y cuáles las que acercan a los trabajadores a sus objetivos, pero pueden esperar.

En primer lugar, es indispensable disponer de un espacio de trabajo acondicionado para sentirse cómodo y una conexión a Internet que permita acceder a la infraestructura digital de la empresa. Además, será obligatorio desarrollar el trabajo con un equipo portátil para poder enviar documentos, hacer videoconferencias y estar en contacto con el resto de trabajadores.

Continuar con la rutina diaria

Los hábitos matutinos deben ser los mismos que al ir a la oficina. En aquellos casos en los que el trabajo no sea en equipo o se pueda realizar a cualquier hora sin depender de otras personas, madrugar y trabajar en silencio es mucho más productivo porque potencia la concentración.

Planificar la jornada de trabajo

Es muy importante organizar el trabajo y no desviar la atención para contestar correos electrónicos o coger el teléfono hasta no haber terminado para no perder parte del progreso realizado. Obviamente, si hay una reunión virtual, todo el trabajo deberá girar en torno a ella y la planificación deberá ser acorde a su horario.

Al terminar cada tarea, es recomendable descansar unos minutos y estirar las piernas antes de comenzar con la siguiente. Si se hacen las cosas con atención y mentalizándose de que estar en casa no es señal de vacaciones, las horas serán mucho más productivas y rentables.

Una vez se hayan concluido las tareas más importantes del día, el compromiso laboral de atender las llamadas perdidas y revisar el correo electrónico para contestar los mensajes que sea necesario será el siguiente paso a cumplir. Una correcta organización y una óptima concentración son la combinación perfecta para alcanzar la productividad en el trabajo desde casa.

Evitar interrupciones familiares y distracciones

Está claro que con toda la crisis sanitaria que ha surgido, la conciliación familiar y laboral es algo difícil. No obstante, es extremadamente importante acostumbrar a los familiares para que no interrumpan en el transcurso del período laboral.

Las distracciones con el teléfono móvil o entrar en Internet a ver páginas que no estén relacionadas con el trabajo harán que la jornada de trabajo se amplíe innecesariamente. Por ello, colocar el móvil en modo silencio y abrir solo el programa informático de la empresa es la mejor recomendación.

¿Cómo medir la productividad de los empleados en la jornada de teletrabajo?

Para saber si los empleados son productivos cuando teletrabajan es conveniente monitorizar el rendimiento y medir los resultados. El objetivo principal es que cada trabajador entregue sus trabajos en el tiempo acordado para que los superiores puedan valorar su volumen y calidad. Si las entregas no se hacen a tiempo o contienen demasiados errores, sin lugar a dudas, existe un problema y habrá que revisar cuál es.

Existen herramientas que pueden ayudar a seguir las tareas o incluir plazos de entrega. También hay programas de evaluación para medir la productividad de los teletrabajadores y rastrear el nivel de actividad que tienen en sus domicilios.

No obstante, el dato más importante es el cumplimiento de los objetivos y el progreso diario del trabajo y no el tiempo que se dedica a ello o la obligación de tener que estar un número determinado de horas trabajando. Esta metodología de trabajo se llama smart working y está marcando tendencia por su efectividad en confiar en el trabajador.

Para evaluar la calidad y cantidad de trabajo con precisión, es aconsejable contar con más de un empleado trabajando en el mismo proyecto o similares. De esta forma, será fácil evaluar el tiempo para completar las tareas y el desempeño que muestran al hacerlas. Si un empleado tarda mucho más que el otro, posiblemente no esté manejando bien el tiempo o la organización en casa.

Implementar incentivos

Otra forma de calcular la productividad en el empleo desde casa es implementar incentivos para que los empleados trabajen con profesionalidad y entreguen en un tiempo estimado sus tareas. Aquellos que completen el trabajo antes del plazo general, obviamente, serán los más productivos. Eso sí, esta práctica debe realizarse con precaución para que la mentalidad competitiva no genere malos resultados en el equipo.

En conclusión, la productividad en el teletrabajo depende de varios factores, además de la profesionalidad y compromiso de los empleados. Gracias a una buena formación en el desarrollo de equipos humanos de alto rendimiento y una gestión diaria, se podrá tener un control del rendimiento de los empleados y medir su productividad.

Encuentra tu curso online y mejora tu futuro laboral

Otros artículos de interés
Menú