– La crisis sanitaria obliga a muchas empresas a apostar por la formación online de su departamento de ventas para sobrevivir a un escenario económico delicado.

– La reducción de costes variables, la optimización de procesos, la tramitación de productos y servicios o la monitorización de las transacciones son algunos de los retos que se plantean en el ámbito de la gestión comercial, la cual se enfrenta a un cambio de paradigma con la necesidad de mantener la productividad.

¿Cómo vender en tiempos de la covid-19? La formación online en ventas se antoja como una gran herramienta de la que están echando mano las empresas para reciclar a sus profesionales y prepararlos para afrontar las nuevas circunstancias. La pandemia ha sumido al mundo entero en una profunda depresión económica que ya está generando consecuencias devastadoras.

Ante tal situación, no queda más remedio que reinventarse. La gestión comercial se está viendo obligada a asumir nuevos formatos y tiene por delante un sinfín de desafíos que deberá ir superando en este panorama de dificultad. No todo está perdido. Un equipo capacitado que cuente con las habilidades adecuadas para asumir estos retos no solamente lo tendrá más fácil para mantener la productividad y competitividad, sino también para mejorarlas.

¿Por qué la formación en ventas es esencial para las empresas?

Mantener el pulso comercial e intensificar la relación con los clientes es un objetivo que está obligando a las empresas a cambiar su discurso de ventas. Las nuevas rutinas asociadas al teletrabajo implican que haya que modificar los mensajes de captación y seguimiento para hacerlos más ágiles y atractivos. Es fundamental que los vendedores, acostumbrados a trabajar en una oficina dinámica, sean capaces de ajustarse a la situación actual y gestionar el tiempo de otra manera.

La formación online, en este caso, cobra una gran importancia. La digitalización y la industria 4.0 avanzarán a pasos agigantados en próximos tiempos, y estos profesionales tendrán que curtirse para incorporar con éxito a su metodología de trabajo nuevos mecanismos colaborativos, así como el uso más eficiente de las nuevas tecnologías de la comunicación. Los equipos comerciales no tendrán más remedio que agudizar su ingenio para adaptarse a los cambios que se plantean.

¿Cómo serán las nuevas rutinas de trabajo para los equipos de ventas?

En este sentido, los profesionales de las ventas, acostumbrados a las reuniones directas con prospectos y clientes, a los viajes y desplazamientos y, en definitiva, al trato cercano y personal, tendrán que aprender a sacar el máximo partido a los nuevos canales a través de los cuales deberán desempeñar en adelante sus funciones. Las dudas asaltan a los expertos en la materia, ya que en tareas comerciales el factor humano es clave.

Sin embargo, a raíz de la pandemia se están empezando a sustituir las visitas por videoconferencias, y otros sistemas como el teléfono o el correo electrónico vuelven a cobrar protagonismo. Los vendedores no tendrán otra que pulir sus dotes comerciales para explicar el valor y la funcionalidad de sus productos o servicios, teniendo en cuenta que estos medios son más fríos que los tradicionales.

La nueva forma de trabajar, sin embargo, propiciará la reducción de costes variables como las dietas o los desplazamientos, lo que redundará en beneficio de la rentabilidad de la empresa. También hará posible la optimización del tiempo. Ahora bien, la gestión de la cartera de clientes y productos, así como la del equipo comercial, tendrá que adaptarse a las nuevas circunstancias.

Consejos útiles para una gestión comercial eficiente

Para alcanzar una gestión comercial eficiente es importante volcar esfuerzos con el fin de implementar con éxito estos nuevos métodos. En lo que respecta a la administración de la cartera de clientes, por ejemplo, un buen consejo es intensificar la comunicación con los mismos para mantenerlos orientados e informados. Hay que agregar valor al mensaje y expresarlo con empatía.

En este sentido, conviene informar detallada y puntualmente de cada novedad, así como ofrecer soluciones que den respuesta a la demanda. El cliente ha de mantener la confianza y sentirse cómodo en todo momento; debe sumirse en un entorno ideal que le empuje a consumir el producto o servicio.

Del mismo modo, no solo hay que cuidar a quienes compran, sino también a quienes venden. Es aquí donde cobra importancia la formación en ventas. Es una herramienta que despliega muchos beneficios para el negocio, pues el vendedor representa a la empresa y eso requiere una serie de cualidades que no son innatas. Por eso son tan interesantes los cursos de capacitación. Invertir en ellos es hacerlo en cuidar la imagen de marca, conformada por el conjunto de valores que, en última instancia, el cliente percibe del negocio.

La formación online, definitivamente, se convierte en un recurso indispensable que puede contribuir a una mejor adaptación a la nueva realidad en la que se ve inmersa la gestión comercial. Contar con profesionales con formación en ventas cualificados y actualizados es la mejor arma para triunfar.

Infórmate ya sobre nuestros cursos online y mejora tu futuro laboral

Otros artículos de interés
Menú