El desarrollo de habilidades personales como parte del crecimiento profesional

  1. Inicio
  2. Sin categoría
  3. El desarrollo de habilidades personales como parte del crecimiento profesional

El ámbito personal tiene un papel protagonista en las organizaciones dentro de sus modelos de liderazgo empresarial y habilidades directivas.

Durante mucho tiempo se llegó a creer que el aspecto personal no debía influir en el profesional, pero hoy en día los modelos de gestión empresarial ya no separan estos dos espacios. Por lo tanto, el crecimiento o cambio que experimenta una persona también se traslada al terreno laboral, e incluso, a sus habilidades directivas.

¿Qué ocurre cuando se sale de la zona de confort? Obviamente, plantearse nuevos retos y desafíos en la vida implica crecer y avanzar, y aquí entra el concepto de desarrollo personal, como lo referente a los valores, principios, iniciativas y hasta la ética del individuo.

Formación online para las competencias y habilidades personales

Actualmente, el impacto de la tecnología en el entorno laboral es muy importante, y el desarrollo digital trae consigo una nueva generación de empleados. Cada vez es mayor la demanda de profesionales que tengan ciertas habilidades para afrontar con éxito los nuevos retos del futuro. A continuación, se enumeran algunas de las competencias que más valoran las empresas.

Habilidades de comunicación

La capacidad de comunicarse de forma efectiva ayuda a crear y transmitir un argumento sólido y persuasivo, es una forma de adaptar el discurso a las necesidades y expectativas del interlocutor. La asertividad, la escucha empática, la persuasión o saber hablar en público son algunas de las habilidades personales y profesionales que más se valoran.

Capacidad para liderar equipos

Hay cursos y formación online para ser un buen líder. Aquella persona capaz de dirigir a un equipo de forma eficiente, además de ser resolutiva, implica no solo habilidades directivas sino también adaptarse a los diferentes perfiles, motivar, supervisar, controlar y orientar.

Los profesionales que son capaces de desarrollar habilidades de liderazgo potencian su talento y el del equipo. Son capaces de transformar a un grupo de profesionales en un equipo de alto rendimiento. Además, favorecen la creación de climas de trabajo innovadores.

Potenciar la inteligencia emocional

La inteligencia emocional ayuda a construir relaciones efectivas en el ámbito personal y laboral. Conocer y gestionar las emociones afecta al rendimiento profesional, y estas competencias son imprescindibles para el equilibrio de cualquier equipo de trabajo. Cuando se potencian estos hábitos, se evitan conflictos, malentendidos, miedos e inseguridades.

La automotivación

Una mentalidad de desarrollo constante es un valor al alza para cualquier profesional. Hacer frente a cualquier reto y apostar por el aprendizaje continuo aumenta las capacidades y fortalezas del equipo. La automotivación debería ser un hábito para conseguir alcanzar mejores resultados.

Compatibilidad del desarrollo personal y profesional

Se recomienda a cualquier trabajador incluir en el currículum las habilidades personales, ya que intervienen de forma positiva en las decisiones del departamento de recursos humanos. Por ejemplo, se tienen en cuenta la iniciativa, el liderazgo, la capacidad de trabajar en equipo, la flexibilidad o la capacidad de relacionarse.

Cualquier empresa que quiera crecer debe apostar por el desarrollo profesional de sus trabajadores. No solo los hará más productivos, sino que dicho crecimiento favorecerá su autoestima y seguridad, y podrán asumir con mejores resultados cualquier tipo de reto o meta empresarial.

Por lo tanto, el desarrollo profesional y personal están ligados y ambos son muy provechosos para la persona. De hecho, cualquier individuo que desde la infancia se ha preocupado por su desarrollo personal es mucho más eficiente para cualquier empresa.

Vincular lo profesional con lo personal

Por supuesto, no es lo mismo trazarse metas en el plano personal que en el profesional, ya que los objetivos son distintos. No obstante, se pueden destacar algunas de las aptitudes más valoradas en el entorno empresarial.

Creatividad

Un perfil creativo aporta a la empresa nuevas soluciones. Este tipo de persona suele innovar continuamente y es visionaria. Además, su capacidad de aportar ideas frescas y originales es un plus añadido realmente importante.

Flexibilidad

La flexibilidad es una aptitud vital a la hora de incluir a alguien a una plantilla. Sin duda alguna, garantizará que la persona sea capaz de adaptarse a las situaciones que puedan surgir a lo largo de su experiencia laboral.

Resiliencia

La resiliencia es algo más que una moda. Sin duda alguna, es una actitud necesaria en cualquier puesto de trabajo. Se define como “la capacidad de aceptar las situaciones adversas de manera objetiva” para seguir adelante a pesar de las dificultades. Está muy vinculada a la forma de aceptar e interpretar los problemas.

Honestidad

Un aspecto clave para cualquier organización es la honestidad. La información que se transmite tanto a los superiores como compañeros debe ser honesta. A veces la sinceridad no gusta, pero es mejor decir las cosas aunque puedan doler con el fin de evitar errores irreparables.

En definitiva, la formación online para las habilidades directivas que necesita cualquier empresa u organización es una opción para superarse. En Freshco se ofrecen cursos para crecer personal y profesionalmente.

Encuentra tu curso online y mejora tu futuro laboral

Otros artículos de interés
Menú