Team Building o la importancia de construir equipos

  1. Inicio
  2. Empresas y RR.HH.
  3. Team Building o la importancia de construir equipos

El team building está en auge. El principal activo de una empresa son las personas, sinónimo de talento, esfuerzo, vocación, constancia, productividad y pasión por el trabajo. Las empresas incrementan sus posibilidades de éxito desde el concepto de equipo. Sin embargo, un equipo no es un concepto innato sino que se construye.

 

Es decir, un equipo se forma porque este sistema es más que un grupo de personas. Un equipo muestra la colaboración que existe al luchar por objetivos comunes. Esta es una de las fórmulas más efectivas para construir equipos de valor a través de actividades orientadas a tal fin y que se asientan sobre la base de la participación y la comunicación. Actividades que generan experiencias compartidas de aprendizaje en torno a la creación del equipo.

 

¿Cuáles son los objetivos del team building?

  1. Sentido de pertenencia. La implicación de los participantes mejora cuando sienten que forman parte del proyecto principal, es decir, cuando son conscientes de que su colaboración es determinante en la alianza.
  1. Mejora del clima organizacional. Los empleados son más felices cuando llegan con ilusión a la oficina porque el ambiente de trabajo es agradable.
  1. Comunicación asertiva. Muchas dificultades que se producen en el seno de la organización están producidas por nudos en el diálogo que no han quedado clarificados. En el contexto de estas actividades es posible incrementar la eficacia en la resolución de conflictos.
  1. Crecimiento. A través de esta experiencia, el equipo llega a ser su mejor versión gracias a que las personas que lo componen también han adoptado esta visión de superación.
  1. Generar cambios significativos. Un equipo es un sistema dinámico que está condicionado por todo aquello que acontece en el mismo. A través de esta mentalidad, los integrantes pueden descubrir cómo un cambio de posición en el sistema, puede afectar a su visión sobre el mismo. De este modo, cuando una persona adopta una actitud positiva, esta influencia también es significativa para los demás.
  1. Resiliencia frente al estrés. Las dificultades son menores cuando se afrontan en equipo y la satisfacción del éxito aumenta cuando se celebra en común. Es decir, esta inteligencia social y emocional que sustenta el equipo reduce el individualismo que alimenta la soledad. Por el contrario, surge el poder de la empatía, la amabilidad, la escucha activa, la paciencia y la búsqueda del bien común.
  1. Mediación. Si los equipos son más resilientes a partir del team building es porque desarrollan recursos y habilidades para gestionar dificultades que hasta ese momento podían ser un freno recurrente. La mediación y las técnicas de negociación pueden formar parte de este inventario de herramientas.
  1. Cuidado de las personas. Es cierto que esta metodología mejora la productividad del equipo, sin embargo, esta atención a los resultados parte del cuidado de las personas. Son más productivas cuando se sienten cuidadas por la empresa de la que forman parte. A su vez, esto también fortalece la autoestima de los protagonistas.
  1. Conocimiento interpersonal. A través de estas experiencias, cada ser humano puede conocerse mejor a sí mismo a partir de la introspección, pero también puede sentirse más cerca de los demás a través de la observación y la escucha.
  1. Renovación de la motivación. El término de motivación no es estático. Un equipo puede sentirse motivado en un momento de su historia, sin embargo, no estarlo en otro. La motivación externa es vital para alimentar el compromiso interno a través de acciones que actualizan este componente.

 

Plan de coaching para ser un equipo

Una empresa puede observar el potencial de su equipo no solo desde la esfera del marco presente, sino también, desde la perspectiva de la evolución del futuro. La empresa puede, por medio de un proceso de acompañamiento eficaz, incrementar el potencial de éxito de los empleados.

 

A su vez, desde el punto de vista de los recursos humanos, esto también repercute en el cuidado del talento y en la estabilidad de la plantilla puesto que estas acciones son muy valoradas por los empleados.

 

A través de estas dinámicas, los miembros de un equipo incrementan su autoconfianza individual y su talento. Y en un entorno humano fluye mejor la creatividad, el ingenio, el esfuerzo, la constancia y el trabajo diario. Las personas también están condicionadas por las circunstancias externas.

 

Por esta razón, es importante atender al contexto para poner en valor, también, el talento individual. Un equipo aporta sentido al trabajo diario porque las personas de éxito son aquellas que son conscientes de que llegan más lejos cuando lo hacen acompañadas. Esta visión es inherente al coaching de equipos. Por tanto, el team building es determinante para impulsar el éxito del equipo.

 

En Freshco diseñamos acciones eficaces para generar valor en el seno de tu organización y, a su vez, esto también influye de manera constructiva en el cliente.

 

 

Otros artículos de interés
Menú