El storytelling es una herramienta indispensable en las estrategias de branding y fidelización de cualquier empresa. Conseguir que los clientes conozcan la historia que hay detrás de un negocio, y que va más allá de sus productos y cifras de venta, es la manera de marcar la diferencia con la competencia de manera efectiva.

 

¿Qué es el storytelling?

Se trata de contar una historia, de alguna manera relacionada con el negocio, para conectar de manera efectiva con el público real y potencial.

 

Es importante aclarar que no hablamos de ‘contar un cuento’, sino de construir una narración que pueda vincular algún aspecto de la empresa con los usuarios, y hacer que se sientan identificados.  Y todo ello, sin olvidar en ningún momento los objetivos establecidos en nuestro plan de marketing.

 

Hay que tener en cuenta que los contenidos con carga emocional quedan mucho más fijados en nuestro cerebro que los que tienen un valor solamente informativo. Una buena historia es capaz de motivarnos e, incluso, de hacer cambiar nuestras actitudes. Por lo tanto, un storytelling nos ayuda a construir un vínculo emocional más estrecho con los clientes.

 

Para construir un buen relato, debemos tener en cuenta algunos elementos a incluir para mejorar la conexión con el usuario:

 

  • El efecto sorpresa, causa impacto en el público y le ayuda a recordar
  • El efecto personal busca conectar con el lado emocional de los consumidores
  • El efecto experiencia genera una emoción, que permite conectar a los usuarios
  • El efecto memoria añade al storytelling un toque diferenciador, capaz de convertir la historia en un recuerdo.

 

Ventajas del storytelling

El storytelling es una herramienta poderosa, que permite a las empresas diferenciarse de su competencia.

 

El desarrollo del neuromarketing nos ha proporcionado la posibilidad de entender cómo funciona el cerebro cuando tomamos una decisión de compra.  De esta manera, se ha podido comprobar cómo las historias tienen un efecto diferente sobre los usuarios al de la publicidad tradicional.  Generan una respuesta más emocional, que impacta mejor en la audiencia y nos permite captar su atención de manera más eficaz.

 

Entre las ventajas del storytelling, hay que reseñar:

 

  • Inspiran confianza en el usuario, porque humanizan el negocio
  • Se recuerdan más fácilmente y, por lo tanto, se comparten mucho mejor
  • Se comprenden mucho mejor
  • Conectan emocionalmente con el usuario

 

Cómo hacer storytelling

Para hacer un buen storytelling, necesitamos tener claros los valores que mueven la empresa, e impregnarlos en cada acción de la historia.

 

Además, es indispensable que tengamos muy claros los objetivos que queremos conseguir al realizar la historia, como por ejemplo atraer  clientes o fidelizar los ya existentes. Incluso, puede ser una excelente herramienta para crear un argumentario de ventas.

 

Algunos de los objetivos que podemos cumplir con esta herramienta son:

 

  • Hacer branding
  • Vender un producto o servicio
  • Generar comunidad
  • Crear espíritu de equipo
  • Conocer mejor a los clientes de la empresa

 

¿De qué hablar en un storytelling?

Una de las grandes ventajas de los storytelling es que nos proporcionan numerosas opciones para su creación.

 

El nacimiento del negocio, las influencias que nos han marcado, los objetivos o las dificultades superadas son algunos temas en los que podemos basarnos.

 

Otra opción es inspirarnos en la esencia del proyecto, en esos detalles únicos que hacen de este negocio algo especial, justo lo que está buscando el cliente.

 

Igualmente, podemos usar  esta herramienta para explicar lo que vendemos, los procesos de producción y el valor añadido de nuestros productos.

 

Sea lo que sea lo que queremos explicar, siempre debemos tener muy claro qué  aspecto de nuestra marca queremos transmitir en cada una de las historias que creemos.

 

Claves del storytelling para atraer clientes

Para conseguir fidelizar a los clientes a través de un storytelling, debemos tener en cuenta la inclusión de algunos elementos fundamentales para la creación de estas historias. Hay que tener en cuenta que son más que un eslogan de publicidad, y que nos permiten explicar a nuestros usuarios quienes somos, qué hacemos y qué representamos. Para despertar su interés y crear un vínculo a largo plazo, será necesario:

 

  • Conocer a la audiencia. Solamente teniendo claro cuál es nuestro público objetivo podremos conseguir  que el cliente se identifique plenamente con el mensaje que le estamos ofreciendo.
  • Desarrollar un guión que defina una trama principal e incluya una estructura sencilla  de presentación, nudo y desenlace. Es importante que el lector pueda asumirla fácilmente.
  • Incluir una promesa, que sea la razón de la historia y el principal estímulo del cliente
  • Asegurarnos de que conectamos con una emoción concreta en la historia
  • Vincular la historia con la imagen de marca

Si seguimos estos conceptos básicos, conseguiremos que nuestros clientes se identifiquen con nuestra marca y, por lo tanto, se vinculen emocionalmente con nosotros.

 

 

Otros artículos de interés
Menú