No cabe duda de que el team building, o la construcción de equipos, es un pilar fundamental para cualquier empresa que se precie. Desde luego, en las empresas donde los equipos trabajan de forma armoniosa y en una misma dirección, los resultados son muy superiores. Por eso, la formación del personal para que aprendan a trabajar con un mismo objetivo es sumamente importante. Pero, ¿cómo podemos crear buenos equipos de trabajo? Veamos cuáles son las 5C del trabajo en equipo, que nos ayudarán a formar grupos más homogéneos y eficientes.

 

Las 5C del trabajo en equipo

Para crear equipos de trabajo que tengan éxito puede resultar muy útil seguir la regla de las 5C. Estas 5C son cinco palabras con las que nos va a resultar más fácil recordar las claves del trabajo en equipo: complementariedad, coordinación, confianza, comunicación y compromiso. Si ponemos en práctica estas 5C de forma adecuada, podremos crear en nuestras empresas equipos que realmente caminen en una misma dirección de forma armoniosa.

 

Complementariedad

Todos los equipos están formados por personas distintas, con diferentes fortalezas y debilidades. Aunque esto pudiera parecer en un principio un hándicap, la realidad es que si aplicamos esta C nos encontraremos con todo lo contrario. El hecho de que los miembros del equipo se complementen los unos a los otros es fundamental para tener un grupo bien equilibrado.

 

Si todos los miembros y sus tareas se complementan, no ocurrirá que haya miembros del equipo sin tareas o funciones, y tampoco habrá tareas que estén demasiado cubiertas. Pero para que el principio de complementariedad funcione es necesario que todos los miembros del equipo sean conscientes de las características, aptitudes y cualidades de los demás miembros.

 

Coordinación

En cualquier tipo de equipo la coordinación es un factor fundamental. Si cada uno hace lo que le apetece, sin un ritmo común y según su propio criterio, no se podrá llamar equipo. Imaginemos un equipo de fútbol en el que cada jugador solo piensa en sus propios intereses. Seguro que no ganará ningún partido. Por eso, podría decirse que la coordinación es uno de los puntos más importantes para que un grupo de individuos se pueda llegar a llamar equipo.

 

Para conseguir que la coordinación sea la más adecuada debe existir una planificación de los objetivos y las acciones a llevar a cabo por cada miembro. Un equipo bien sincronizado, que trabaja de forma coordinada en busca de un objetivo común, llegará todo lo lejos que quiera.

 

Confianza

En un equipo de trabajo es fundamental que exista confianza. Los miembros del equipo deben confiar los unos en los otros para poder alcanzar los objetivos. Pero la confianza no se limita únicamente a la que debe existir entre los miembros. Además, debe haber confianza de cada uno de los miembros en el objetivo marcado.

 

Si un solo miembro del equipo no confía en sus compañeros o en la tarea y objetivo que se les ha marcado, todo el equipo puede fracasar. Por eso, fomentar la colaboración en el equipo para aumentar la confianza entre los miembros es vital para alcanzar los resultados.

 

Comunicación

Con todos los puntos que ya hemos visto puede parecer que es suficiente para conseguir un equipo perfecto. Sin embargo, todos esos puntos no pueden funcionar si falta algo fundamental: la comunicación. La comunicación es un elemento imprescindible para que un equipo funcione de forma correcta. Y desde luego, si no hay transparencia en las comunicaciones el equipo no podrá prosperar.

 

Quizás la formación de personal no pueda incidir en la confianza que hay entre los miembros, ya que se trata de algo personal. Sin embargo, sí puede ayudar a los empleados a comunicarse de una forma más efectiva entre ellos. Así, con una buena comunicación, el grupo llegará muy lejos.

 

Compromiso

Una vez que ya hemos logrado establecer los cuatro pilares fundamentales en el equipo: confianza, comunicación, complementariedad y coordinación, solo falta un pilar: el compromiso. Si los miembros del equipo no sienten compromiso hacia el proyecto y hacia el equipo en sí, será muy difícil llegar hasta el final.

 

Durante el camino hacia un objetivo pueden surgir dificultades. Puede incluso que surjan tiranteces entre algunos miembros del equipo. Todo esto es totalmente normal y humano. Pero el elemento que hará que todo esto no haga mella en el equipo es el compromiso. Ese compromiso hará que todos los miembros del equipo tengan la fuerza y la actitud correcta para trabajar y seguir adelante.

 

Seguir estos consejos y aplicar las 5C del trabajo en equipo ayudará a las empresas a hacer un team building correcto: construir equipos de éxito. Para ello, es fundamental la formación de personal y tener constancia en la aplicación de estos tips. Es posible que resulte necesario hacer uso de una consultoría especializada para llevar a cabo estas tareas de forma más sencilla. Si quieres más información sobre cómo crear equipos, cuenta con nosotros.

 

 

Otros artículos de interés
Menú