La felicidad de los empleados, determinante para el desarrollo de un negocio

  1. Inicio
  2. Actualidad Laboral
  3. La felicidad de los empleados, determinante para el desarrollo de un negocio

La felicidad de los empleados no es un aspecto secundario en un negocio. Negocios y empresas buscan resultados porque, de un modo lógico, estos datos determinan la viabilidad de un proyecto a largo plazo. Pero conviene no perder de vista aquello que es esencial: los objetivos alcanzados han sido posibles gracias a la participación y la implicación del equipo. Cada ser humano es diferente, es cierto, cada profesional tiene sus expectativas. Sin embargo, en esta búsqueda de desarrollo profesional existe un ingrediente universal: el deseo de ser feliz no solo en la vida familiar, sino también en el espacio de trabajo. Por ello, el Departamento de Recursos Humanos de muchas empresas tiene en cuenta, el significado de la ilusión en relación con el salario emocional.

Mejorar los vínculos entre los empleados

Las relaciones personales en el entorno organizacional, experimentan una evolución continua porque el propio entorno es dinámico. Algunos profesionales se marchan para iniciar un nuevo proyecto en otra entidad. También se producen nuevas contrataciones. ¿Cómo mejorar los vínculos entre los empleados? La dirección de personas es una de las competencias de las que se ocupa el Departamento de Recursos Humanos de una organización. Y la felicidad es un concepto clave en las entidades que no solo innovan a través de la tecnología, sino también, mediante la integración de la inteligencia emocional en el espacio profesional.

1. En primer lugar, conviene reforzar el salario emocional de cada profesional. Existe una fórmula muy sencilla para poner en valor la implicación de cada protagonista: el reconocimiento. Pero este reconocimiento también debe contextualizarse en el marco de una situación concreta. De lo contrario, cuando un mensaje se dice a destiempo de forma repetida, pierde conexión con aquella acción que aporta sentido a esta información.

2. Organización. La comunicación refuerza el compañerismo. Pero este diálogo también tiene un sentido práctico cuando se dirige al objetivo principal de organizar las tareas que lleva a cabo cada empleado.

3. Liderazgo. El rol del líder es especialmente importante en este escenario, ya que es una referencia para aquel equipo al que orienta y acompaña.

4. Mediación. Cuando los conflictos surgen en el entorno de trabajo, en lugar de observar esta información desde el punto de vista negativo, conviene identificar posibles herramientas de ayuda, para gestionar de forma asertiva estas dificultades. La mediación es una fórmula de apoyo para llegar a un punto de encuentro.

5. Escuchar a los empleados. La escucha tiene un papel fundamental en el equipo. Una atención que el líder cuida de manera especial. Pero, también, es posible integrar otras vías para que aquellos profesionales que lo deseen compartan su opinión sobre distintos temas. El buzón de sugerencias es una de las herramientas más utilizadas.

6. Medidas de conciliación. Aquellas ayudas que refuercen este objetivo son especialmente beneficiosas para los empleados.

Beneficios innatos de un entorno laboral actual

Las características del entorno laboral influyen en el nivel de satisfacción o insatisfacción que tiene un empleado durante la realización del trabajo en la empresa. Y, a su vez este hecho, también influye en el grado de motivación de quien se siente parte del lugar en el que participa cuando disfruta de un entorno amable. En este entorno laboral no solo interviene el componente humano, sino también la tecnología. Los recursos técnicos son utilizados como una fuente de apoyo, son medios que conducen a un fin. ¿Cuáles son los beneficios de un entorno laboral feliz?

En primer lugar, aumenta la probabilidad de establecer una colaboración a largo plazo con los empleados. Cuando una persona es feliz en su puesto de trabajo, visualiza su propio desarrollo profesional en este entorno. Es un profesional que se compromete con el proyecto.

Un entorno feliz refuerza los valores de equipo. El compañerismo y el apoyo constante son habituales en este escenario. La creatividad también crece en un entorno de intercambio de ideas, en el que la inspiración se fortalece con conclusiones obtenidas a partir de las diferentes reflexiones.

La felicidad de los trabajadores es un bien para la propia empresa. Cada profesional se siente más implicado en su labor diaria cuando el balance general de su trayectoria en la empresa es positivo.

La felicidad de los empleados nunca debe ser una cuestión poco importante para el responsable de un proyecto. Quien se ocupa del desarrollo de un negocio debe tener en cuenta que, este proceso es posible gracias a la dedicación de las personas que forman parte de esta misión en cada etapa.

Otros artículos de interés
Menú