Disyuntiva entre la identidad y la imagen empresarial

  1. Inicio
  2. Empresas y RR.HH.
  3. Disyuntiva entre la identidad y la imagen empresarial

Cualquier persona jurídica debería dotarse de una identidad, especialmente en la actualidad. Las redes sociales, las técnicas de personal branding, el inbound marketing y el consumo ético son tendencias que empujan a que las organizaciones desarrollemos una verdadera personalidad.

Sin embargo, muchos empresarios no terminan de entender las diferencias entre esta identidad propiamente dicha y la tradicional imagen empresarial. Por eso han florecido servicios de coaching dispuestos a señalar tales diferencias, que exponemos a continuación.

Qué es la identidad empresarial

La identidad corporativa es esa personalidad de la que hablamos, que va más allá del conjunto organizado de medios que es la compañía. Esta identidad se configura por un gran número de factores:

Elementos gráficos y visuales

Los elementos gráficos y visuales juegan un papel importante en la determinación de la identidad de una organización. Estos elementos incluyen el logotipo, los colores corporativos, la tipografía oficial, los uniformes…

La importancia de estos elementos en la definición de la personalidad de la organización dio un salto desde que empezaron a estudiarse el neuromarketing y el marketing sensorial. Gracias al mismo se identificaron los efectos que los colores y las formas tenían sobre la psicología del receptor.

Aprovechando estas técnicas y conocimientos, los elementos gráficos son capaces de transmitir valores, sentimientos y emociones, de modo que generan una auténtica personalidad en la empresa.

Elementos auditivos

La psicología de la empresa también se define por los elementos auditivos que la integran: desde cómo suena su nombre hasta la música que suena en sus sucursales. Además, las firmas que se anuncian por televisión o radio o en anuncios digitales en formato de vídeo pueden perfilar todavía más su identidad gracias a la selección de los actores de doblaje y su melodía corporativa.

Otros elementos organolépticos

También vemos que las firmas han introducido envases especiales y olores en su identidad corporativa para conseguir una psique todavía más definida frente al consumidor. De modo que cuando entramos a determinadas tiendas o consumimos determinados productos o servicios, tales formas y olores nos evocan emociones más profundas que otras formas de comunicación.

Componentes psicológicos y filosóficos

Pero todo lo anterior no tendría ningún sentido sin los componentes psicológicos y filosóficos que tenga nuestra compañía. Estos son los que determinan los valores de la organización, recogiendo sus objetivos y exponiendo ante el mundo cómo piensa desarrollar su vida en el mercado.

En resumen, una auténtica personalidad

En definitiva, lo que todos estos elementos configuran es una verdadera personalidad, como si nuestra empresa fuera un personaje de una obra de teatro o una película. Gracias a la identidad corporativa, nuestro público puede identificarse con nosotros y elegirnos con preferencia sobre la competencia.

Qué es la imagen empresarial

Por contraposición al concepto anterior, la imagen empresarial es la percepción psicológica que causa nuestra empresa en un determinado mercado o sociedad. Cuando las personas conocemos a alguien, podemos caerle bien o mal, generar diversas opiniones y activar determinados prejuicios.

A fin de cuentas, conocerse es un acto de comunicación en toda regla, en el que nos presentamos con un modo de vestir, de movernos o de hablar. Elegimos ciertas palabras, cierto tono y ciertas opiniones. Miramos hacia determinados sitios y rehuimos otros, al tiempo que respondemos apasionadamente a unos estímulos e ignoramos otros.

Al presentar nuestra empresa a la sociedad pasa lo mismo. Aunque la hemos dotado de una identidad, tenemos que saber comunicarla si queremos evitar malentendidos. Y el éxito de la comunicación depende menos de nosotros que la configuración de la personalidad corporativa.

Cómo ayuda el coaching a elaborar una identidad empresarial

Precisamente por la dificultad inherente a la comunicación de la personalidad corporativa, existen múltiples programas de coaching orientados a lograr que esta y la imagen empresarial sean tan fieles como sea posible.

También hay profesionales y empresas dedicados a la consultoría que pueden ayudarnos a definir la identidad de nuestro proyecto, así como a comunicarla.

Por qué deben coincidir la identidad y la imagen empresarial

Aunque no sea fácil, debemos procurar que la personalidad de nuestra empresa y su imagen coincidan. Para ello hay que realizar un desarrollo conceptual coherente. Y como hemos dicho, podemos ayudarnos en coaches, consultores y asesores.

Lo hagamos por la vía que lo hagamos, es importante dar cohesión a estos elementos, ya que los clientes deben percibir con nitidez la filosofía de una empresa. Y cuando la imagen de una compañía y su identidad no coinciden, los clientes desconfiamos.

Estas incongruencias se relacionan con faltas de honestidad, con confusión o con la falta de previsión y seriedad.

Conclusión: trabajemos nuestra política de comunicación e imagen

En definitiva, tanto la identidad como la imagen empresarial son conceptos difíciles de definir y de transmitir. Sin embargo, es importante que se comuniquen con solvencia. Por eso debemos aceptar la ayuda de especialistas cuando la necesitemos, recurriendo a servicios de asesoría o coaching como los que ofrecemos en Freshco. Si necesitas más información, no dudes en consultarnos.

 

 

Otros artículos de interés
Menú