como seleccionar un buen curriculum

La selección de personal es una de las tareas más duras que llevan a cabo los responsables de recursos humanos de una empresa. Elegir entre los candidatos al mejor para un puesto y ser lo suficientemente objetivos como para encontrar la persona idónea no es nada fácil, ya que todos tendemos a dejarnos influenciar por pequeños detalles que nos llaman la atención de un aspirante u otro.

 

Sin duda, uno de los elementos previos en esta selección objetiva es el currículum de todos los candidatos, pero tampoco nos resulta fácil saber cuál es el más idóneo. ¿Cómo hacer la selección adecuada entre los recibidos? Tener en cuenta las decisiones que tomaría un profesional de este sector nos ayudará a saber detectar el mejor currículum para nuestra empresa de entre todos los detectados.

 

Tener muy claro lo que se busca

Sí, es evidente que necesitas más gente para trabajar en tu negocio, pero ¿dónde, exactamente? Dedica un momento a analizar exactamente el puesto a cubrir y define cómo debe ser el candidato perfecto para ello, ya sea a nivel académico, profesional o personal.

 

Con estos criterios claros, ya tendrás una base en la que cimentar tu elección final de los candidatos perfectos, pero no puedes quedarte aquí. El primer paso es identificar todos aquellos currículums que no cumplan con alguno de los criterios requeridos en la oferta, por secundario que te parezca. De esta manera, conseguirás que el número de aspirantes se reduzca de manera importante rápidamente.

 

Criterios específicos

Es el momento de que apliques criterios más concretos para seguir seleccionando el mejor candidato para trabajar en tu negocio entre los currículums con los que has seleccionado finalmente.

 

Aquí no podemos generalizar en qué debes basar tu selección, porque cada sector de negocio tiene sus características particulares, pero sí que es importante tener en cuenta algunas ideas generales que tienen en consideración todos los expertos en selección de personal.

 

Para empezar, comprueba si el currículum enviado está completo y bien estructurado. Es decir, si te da toda la información que necesitas para conocer el candidato y si la puedes encontrar fácilmente.

 

Hay que prestar atención a su experiencia laboral: si coincide con la de tu sector, el candidato tendrá mucho camino andado. Y aún más si afirma que su puesto de trabajo preferido coincide con el de tu oferta. De hecho, deberías fijarte en su experiencia durante los últimos 4 años y en los puestos que ha ocupado en las empresas en las que ha estado durante este tiempo. Ten en cuenta que haber trabajado hace años en el puesto que ofertas no es ni mucho menos una garantía de que sea capaz de desarrollar sus tareas con eficacia. El mercado laboral evoluciona demasiado rápido como para dar por firme que pueda seguir estando al día en las tareas y los conocimientos. Por lo tanto, cuanto más parecida sea su experiencia reciente al trabajo que deberá realizar en tu empresa, más probable es que sea el candidato que necesitas para empezar a trabajar contigo.

 

En cuanto a los idiomas, la verdad es que debes valorar si son necesarios para el puesto de trabajo que ofertas. No pueden ser un criterio para dejar fuera de la selección a candidatos que no tengan facilidad con ellos, a no ser que vayan a tener que usarlos de manera habitual, en cuyo caso pasarán a ser un requisito lo bastante importante como para descartar a un candidato.

 

Consejos a tener en cuenta

Como ya hemos dicho anteriormente, analizar un currículum para seleccionar al mejor candidato no es ni mucho menos una tarea fácil, ya que al final puedes encontrarte con muchos candidatos con un perfil parecido. Por eso, es importante que apliques otras técnicas a la hora de hacer tu selección de personal.

 

Una primera lectura en diagonal te permitirá descartar todos los candidatos que tengan defectos en la forma del currículum, especialmente una mala presentación o falta de foto.

 

También es recomendable que rechaces todos los candidatos que te provoquen desconfianza por cualquier causa, desde haber pasado por muchas empresas a tener vacíos temporales difíciles de explicar.

 

Finalmente, no olvides prestar atención a las cartas de presentación que deben acompañar a un currículum. Ver si están bien redactadas, son coherentes y te aportan información que te incite a leer el currículum puede ser una buena manera de elegir a los candidatos que realmente saben expresarse con cierta soltura y de cómo pueden desenvolverse en el puesto ofertado.

 

 

 

Otros artículos de interés
Menú