Cómo llegar lejos como líder desde una mirada interna

  1. Inicio
  2. Empresas y RR.HH.
  3. Cómo llegar lejos como líder desde una mirada interna

El perfil del líder es fundamental dentro de los equipos, para coordinar talentos y alcanzar con éxito los objetivos de la organización. No obstante, además de las habilidades y competencias relacionadas con la gestión de terceros, para poder explorar todo su potencial los managers tienen que tener la capacidad de reflexionar sobre su autoconocimiento.

El self management es una disciplina que pretende ayudar a reforzar el liderazgo individual a través del conocimiento personal. Aplicándolo, un individuo será capaz de obtener una idea precisa de sus fortalezas y debilidades, así como de trazar un plan de acción que defina su camino para el crecimiento.

La reflexión del líder consigo mismo

En un seminario de formación de personal dedicado al self managementlos responsables de equipos reciben las herramientas necesarias para ser capaces de diferenciar entre todas las facetas que componen su vida, y analizar cada una de ellas con el objetivo de encontrar áreas de mejora. De esta manera podrán entender bien la diferencia entre tres mundos:

El mundo privado: el liderazgo que se elige

Representa el lado más personal del individuo y recoge todos los roles que elige de manera voluntaria. Este aspecto de su vida se rige principalmente por lo que la persona quiere y puede. Abarca aspectos como su estado civil, sus aficiones, cómo organiza su tiempo de ocio, etc.

El mundo profesional: las habilidades a través de la formación de personal

Resume todas las habilidades y competencias de la persona. Esto viene definido por las capacidades y el aprendizaje, y se resume en el conjunto de cosas que el individuo puede hacer. Aquí entrarán, por ejemplo, la capacidad de hablar varios idiomas, programar u otras aptitudes concretas para desarrollar tareas.

El mundo organizacional: el rol dentro de la empresa

Este plano resume quién es la persona dentro de su rol y corporación. Tanto los deseos y voluntades como las habilidades y competencias trabajan en una dirección concreta, acotada por su puesto dentro de una determinada empresa y la cultura de la misma.

Mirar hacia adentro para alcanzar la cima

Para conseguir un conocimiento profundo de las fortalezas y debilidades de cada uno de los tres mundos, el self management propone trabajar en una serie de aspectos que, con la ayuda de una óptica autocrítica, ayudarán a localizar las áreas en las que el individuo debe trabajar.

Conocer las fortalezas

Para lograr el éxito es necesario tener localizadas las áreas de excelencia. Para ello se recomienda elaborar un listado y encontrar maneras en las que éstas se pueden maximizar. Tener un conocimiento profundo de las fortalezas será fundamental para trazar una trayectoria profesional que las aproveche al máximo, encontrando aplicaciones a las mismas.

Establecer prioridades

Sabiendo qué responsabilidades son las más importantes y dónde se debe poner el foco de atención, esto servirá para elaborar una gestión del tiempo eficiente. También permitirá centrar los esfuerzos en las áreas que requieran una mayor intervención y evitar distracciones de lo verdaderamente importante.

Crear sistemas de organización

Con métodos que permitan utilizar el tiempo de manera eficiente se podrá, de nuevo, poner el foco de atención donde es realmente necesario. Para ello será de gran ayuda monitorizar el uso del tiempo y definir sistemas que permitan automatizar las tareas frecuentes.

Crear horizontes temporales estrictos

Estableciendo plazos a todos los proyectos aumentan las posibilidades de éxito. Cuando el individuo trabaja con un horizonte temporal inamovible, puede tener una noción de su progreso a lo largo del proceso. Además se verá obligado a encontrar una forma de cumplir con el calendario.

Evitar hacer varias cosas a la vez

Trabajar en una tarea cada vez aumenta la concentración, la eficacia y la productividad. Además, resulta más fácil encontrar las fortalezas y flaquezas durante el proceso, y permite una gestión más eficiente del tiempo en la que se conoce el plazo real que se necesita para las cosas.

Ejercer la paciencia de forma consciente

De nuevo esto ayuda a mejorar la concentración. Una mente relajada puede pensar de forma clara y objetiva, lo que también favorece a la toma de decisiones.

Cuidar de la salud

Tanto la salud física como la mental son fundamentales para que la persona pueda desarrollarse plenamente. Le ayudará a tener la moral más alta, reducir los niveles de estrés y mejorar su concentración.

Evaluar el progreso

Celebrar los progresos y éxitos permitirá tomar conciencia de los mismos. Por otra parte, ver qué áreas no han funcionado de la forma esperada, permitirá realizar un esfuerzo dirigido para conseguir vencer las dificultades.

Si se tienen problemas evaluando la evolución, puede ser de gran ayuda recurrir a la figura de un mentor. A través de su criterio y consejo, la persona puede encontrar las áreas de mejora y conseguir que su misión de self management continúe avanzando en la dirección deseada.

En definitiva, para que un líder pueda alcanzar el límite de su potencial deberá trabajar también en sí mismo, creando sistemas que le permitan manejar de forma eficiente sus capacidades y potenciar sus áreas de mejora.

Otros artículos de interés
Menú