La playa y la naturaleza se convierten en lugares perfectos para el teambuilding. Son muchas las empresas que aprovechan las buenas temperaturas del verano para reunir a sus equipos fuera del ámbito laboral y así pasar un rato divertido. Este tipo de actividades mejoran la productividad y favorecen la unión y la empatía entre los diferentes empleados.

Cada vez más empresas se unen al teambuilding como una forma de reunir a sus trabajadores fuera del ámbito laboral. Lo beneficios de esto son notables, sobre todo, en términos de empatía y productividad de los equipos. Si a esto se suman todas las posibilidades que ofrece el verano para realizar actividades al aire libre, se obtiene un buen número de propuestas interesantes para disfrutar todos juntos.

Por qué teambuilding en las empresas

Cualquier organización interesada en crecer debe buscar, desde la dirección de personas, contar con equipos de trabajo con alto desempeño. Por esto, se recurre a la psicología para descubrir que, si el ambiente es bueno en la compañía, la productividad también aumentará. Esto se debe a que, si un trabajador se siente bien, logrará buenos resultados.

La integración y motivación deben ser dos pilares de esos equipos de trabajo. Pero, como ya se sabe, las relaciones sociales son complejas, y puede ser que la relación entre personas se resienta. En una empresa esto afecta a la eficiencia.

El teambuilding viene a cubrir esas necesidades de conocer a los demás fuera del ámbito laboral. También da la oportunidad a los responsables de ver a los diferentes perfiles trabajar para conseguir un objetivo. Y da muchas pistas sobre cómo se afrontarán las situaciones dentro de la empresa.

Entre los beneficios de dedicar alguna jornada a estas actividades de ocio se destaca:

– La motivación, ya que con estas actividades los trabajadores se sienten cuidados.

– La sensación de pertenencia al grupo se refuerza.

– Los vínculos entre compañeros se refuerzan, ya que se ven en un ambiente más distendido, alejado del entorno laboral.

Mejora la comunicación entre empleados y responsables, así como entre los diferentes miembros de los equipos de trabajo.

Sin duda, todas estas características convierten al teambuilding en un gran aliado para las empresas. Siempre que el trabajador se sienta bien allí, lo contará. La empresa también ganará en buena reputación pudiendo elevar su cuota de mercado. Y que no se olvide que también será una buena forma de atraer el talento. Las personas querrán ir a trabajar a esa empresa en la que los empleados reciben tan buen trato.

Actividades de teambuilding aptas para el verano

La época estival es la elegida por muchas empresas para llevar a cabo este tipo de reuniones. Y es que optar por realizar las actividades de teambuilding en verano da muchas más opciones. Se puede disfrutar de la buena temperatura, los días son más largos y el ambiente en general es mucho más distendido.

Como se puede adivinar, las posibilidades sobre actividades a realizar son casi infinitas. Las empresas y empleados deben decidir aquellas que más gustan a la mayoría para que así todo el mundo participe y se lo pase bien.

Cocina

Elaborar todos juntos una paella o hacer una barbacoa es la actividad que se elige en muchas empresas. Solo sería necesario contar con el espacio y que cada uno aporte lo que buenamente pueda. Además del fin lúdico, estas actividades favorecen el trabajo en equipo, la proactividad y se pueden ver los resultados a corto plazo.

Actividades en la arena

Si la empresa se ubica en una población con playa o cercana a ella, la arena es un gran escenario para desarrollar actividades de teambuilding. Desde un concurso de castillos hasta yincanas con diferentes pruebas.

Deportes al aire libre

Preparar una competición deportiva al aire libre también es una buena forma de reunir a los equipos de trabajo y pasar un buen rato. Practicar voleibol de playa, jugar partidos de fútbol o baloncesto o recibir clases de alguna disciplina, como el surf, suelen ser algunas de las actividades más demandadas.

Actividades en recintos especialmente preparados para ello

Hay muchas empresas que se encargan de preparar estas actividades para las empresas, y que disponen de recintos especialmente preparados para ello. Por ejemplo, fincas en las que practicar paintball o salas de escape. También se encuentran otras que ofrecen la posibilidad de disfrutar de tirolinas y otras pruebas físicas.

Antes de plantear cualquier actividad, es importante llegar a un consenso en la empresa, porque si eso no divierte a la mayoría, la participación será escasa y no se obtendrán los beneficios que se citaban antes de este tipo de actividades para las compañías.

Si aún no se ha probado, este es un buen momento para empezar a planificar un teambuilding para este verano. La mejor opción es hablar con profesionales del sector y buscar actividades atrayentes y en las que la mayor parte de los empleados se diviertan.

Otros artículos de interés
Menú